HILOS TENSORES (LIFTING SIN CIRUGÍA)

Si quieres evitar una cirugía, te proponemos un tratamiento ambulatorio con el cual se obtienen excelentes resultados. Por medio de la aplicación de hilos tensores podremos elevar los tejidos a fin de dar al rostro un aspecto más joven, saludable y armonioso. El tratamiento consiste en la implantación subcutánea de hilos tensores que permiten sujetar la piel levantando aquellas áreas que por el pasar de los años se ven más relajadas o caídas, logrando reposicionar la zona a tratar a un nivel más alto y así recuperar un aspecto joven y relajado.

Este tratamiento es ideal para tratar la zona de cara ( pómulos, mejillas, cejas, etc), cuello y papada.

El procedimiento dura aproximadamente 40 minutos, dependiendo de la cantidad de hilos tensores que se apliquen. Se aplica anestesia local a fin de bloquear las terminaciones nerviosas en la inmediaciones de la zona a tratar, es un procedimiento ambulatorio. El efecto es inmediato y tiene una duración de 1 año y medio a 2 años dependiendo del organismo de cada paciente.

0